¿Porque es importante un CRM para las empresas y los profesionales?

Blog >>


En primer lugar hay que definir qué es un CRM y para que las empresas y profesionales necesitan un CRM.

CRM (Customer Relationship Manager) es una herramienta de administración de las relaciones con los clientes.

La base principal de todo negocio son sus clientes y el futuro del negocio pasa por fidelizar a los clientes existentes, pero también en convertir los clientes potenciales en clientes reales del negocio.

Entonces, la pregunta a hacernos en cualquier negocio es: ¿qué relación tenemos con nuestros clientes? y sobre todo, ¿qué relación tenemos con nuestros clientes potenciales?

Podemos definir un CRM como una filosofía de negocio en la que se busca optimizar, conocer y anticiparnos a las necesidades de los clientes y también de los potenciales.

En resumen, CRM es una estrategia de negocio para el cliente y potencial cliente y sus inquietudes.

¿Por qué necesitamos una estrategia CRM?

Hoy en día que todo es inmediato y que debemos optimizar los recursos de nuestros negocios es fundamental tener herramientas que nos permitan tener una visión mucho más completa de nuestros clientes y potenciales clientes, además de poder tomar decisiones cuanto antes. Una estrategia como el CRM nos ayudará a gestionar más fácilmente nuestros clientes e impulsar la relación con los potenciales. Esto nos permitirá aumentar nuestra productividad y, en consecuencia, un incremento de nuestros beneficios.

La implantación de un CRM actualmente, es una de las estrategias con un retorno de inversión más rápido. El cálculo aproximado es que una buena implantación nos devuelve la inversión realizada por 8 veces en el plazo de 1 a 3 años.

7 preguntas que toda empresa debería hacerse para saber si le hace falta un CRM:

  • ¿Necesitamos incrementar el volumen de ventas de la empresa?
  • ¿Necesitamos fidelizar más a nuestros clientes?
  • ¿Conocemos las necesidades de nuestros clientes?
  • ¿Cómo podemos incrementar los logros de nuestra fuerza comercial?
  • ¿Necesitamos optimizar los procesos de servicio al cliente?
  • ¿Podemos ser más pro-activos atendiendo a un cliente?
  • ¿La comunicación con nuestros clientes es correcta? ¿y con los clientes potenciales?

Y una última pregunta, quizás la más importante para una empresa:

¿Qué coste le supone a mi empresa NO HACER NADA?

 

 

Volver
Facebook
Google Plus
Twitter
Linkedin
Email